Skip to content

Subsidios de construcción y promesas de lotes en seis meses, la fórmula Kicillof para que 600 familias salgan de Guernica

La mayoría de ellos son del Presidente Perón. Otras 500 familias del distrito fueron registradas para ser beneficiadas con un terreno para vivir. "Hay una situación social muy compleja", dice el ministro Andrés Larroque

Subsidios de construcción y promesas de lotes en seis meses, la fórmula Kicillof para que 600 familias salgan de Guernica

Subsidios de construcción y promesas de lotes en seis meses, la fórmula Kicillof para que 600 familias salgan de Guernica

Alrededor de 560 familias llegaron a un acuerdo con el gobierno de Buenos Aires bajo Axel Kicillof y finalmente renunciaron a la toma de Guernica. La fórmula utilizada por el Ministro de Desarrollo Municipal, Andrés “Cuervo” Larroque, fue hacer un seguimiento socio-ecológico de cada uno de ellos y ofrecerles una salida de acuerdo a las necesidades de cada grupo.

Las prestaciones a las que tienen acceso las familias consisten en una subvención de 50.000 pesos para la construcción de una o dos habitaciones adicionales en el lugar donde vivían antes de la ocupación del inmueble, a fin de evitar las condiciones de hacinamiento, ya que en muchos casos los padres, los hijos, los abuelos e incluso los tíos viven bajo el mismo techo. En otros casos, el gobierno de Buenos Aires acordó otorgar subsidios de 15.000 pesos mensuales para viviendas para cubrir el alquiler hasta que el problema se resuelva definitivamente. Por último, en algunos casos se negoció el reasentamiento en viviendas. La mayoría de ellos viven en el municipio de Presidente Perón, algunos también en distritos vecinos. Estos últimos fueron reubicados en sus lugares de origen.

El censo, que no pudo ser completado por las organizaciones sociales y los partidos de izquierda que lideraron la usurpación, fue crucial para las decisiones. De las 1.904 personas registradas, 1.600 vivían con sus familias y 300 adultos vivían solos. “El número total de estas 1.900 familias está muy inflado porque muchas de las personas a las que llamamos nunca estuvieron allí cuando nos hicimos cargo, y había parientes que firmaron con otros parientes para hacerse cargo de otro pedazo de tierra, pero no estaban involucrados en la usurpación. En el momento más álgido de la toma de posesión, debe haber habido entre 800 y 900 personas o grupos familiares, nada más, de modo que con las 570 personas que se unieron al acuerdo, quedan unas 200 personas o familias, que es lo mismo para nosotros”, dijo Larroque a este diario.

Para Larroque, el trabajo realizado con cada uno de ellos permitió “destruir algunos mitos”, como el hecho de que la mayoría de los acaparadores de tierras “viven a la intemperie, la mayoría de ellos son del presidente Perón y viven en pequeñas casas bastante abarrotadas, y lo que hacen es cuidar un pedazo de tierra, pero duermen mayormente en sus casas”.

Los que no son del Presidente Perón han sido “reasentados en sus barrios por iniciativa de los intendentes de estas otras localidades, como Almirante Brown, Ezeiza, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, Quilmes y La Matanza, ofreciéndoles mejoras de vivienda o algún tipo de solución, según lo acordado con el Ministerio”.

“Para las familias en general tenemos dos propuestas. Una de ellas es la ampliación o mejora de la vivienda mediante el suministro de materiales, y una subvención para la mejora de la vivienda de 50.000 pesos proporcionada por la Subsecretaría de Estado para el Hábitat. También proporcionamos capacidad de construcción a través de cooperativas; y muchos se construyen a sí mismos porque son albañiles. La segunda propuesta consiste en proporcionar un subsidio de vivienda de emergencia a quienes han tenido dificultades para alquilar, que es el segundo componente que figura en el registro de personas. Para estos casos, hemos generado una subvención de emergencia para emitir alquileres para un apartamento con 15.000 pesos, pero esto es sólo temporal, en principio por tres meses, con una prórroga de otros tres meses, dependiendo de si encontramos la solución definitiva una vez que tengamos los lotes. También planeamos crear 3.000 lotes en el distrito, no sólo para la gente de la zona.

Larroque también explica que en el momento de la toma de posesión 97 mujeres se establecieron allí debido a una situación de violencia de género con sus parejas y que “sólo 30 familias declararon que se encontraban en una situación de calle absoluta y que ya estaban en proceso de encontrar una solución”. De estos, según el funcionario, “sólo una familia fue a un refugio, porque al final todos tienen un pariente o conocido donde podríamos reubicarlos para construir una pequeña casa para ellos hasta que el terreno esté listo.

Los funcionarios de Kicillof dicen que la toma de Guernica ha demostrado que la situación social del Presidente Perón, el distrito gobernado por Blanca Cantero, es muy especial. Larroque lo describió así: “En diez años, la población se ha duplicado si la tasa de crecimiento es del 10%. En Presidente Perón hay mucha informalidad y una situación social muy compleja, por lo que también hemos firmado un acuerdo de apoyo complementario con el municipio, mediante el cual aportaremos 120 millones de pesos más al apoyo normal, tanto para cuestiones sociales en general como para cuestiones relacionadas con el entorno vital”.

Se llegó a un consenso con estos casos de 600 familias mediante un diálogo facilitado por la presencia de funcionarios en el lugar establecido bajo los pabellones blancos en las afueras de la recepción.

La presencia del estado provincial en este lugar llevó a que otras 500 familias del Presidente Perón con las mismas necesidades vinieran a consultar. Como explicó este diario, “se adoptó un enfoque integral con estas personas para ofrecer las mismas soluciones”. Para Larroque, esta situación es otro síntoma “de la complicada situación del distrito y del hecho de que la confiscación lo ha puesto en el centro de la agenda”.

Las otras cifras del registro

El 50% de las personas que estaban en el registro – se estima que la mayoría de ellos ya han abandonado el lugar por consenso – son menores de 20 años con hijos, y el 90% son menores de 40 años. Se trata de familias nuevas, que por lo general viven en hogares muy precarios y hacinados, y muchas de ellas carecen de servicios básicos.

El 70% está totalmente desempleado. El 20 por ciento tiene trabajos informales y el 10 por ciento está desempleado.

Otras 200 personas son beneficiarias del programa de Empoderamiento del Trabajo.

Los funcionarios estiman que entre las familias que han renunciado voluntariamente a la toma de posesión, ésta está prácticamente terminada después de llegar a un acuerdo con las autoridades, aunque están trabajando para que el mayor número posible de ellas llegue a un acuerdo antes del jueves 15. , día en el que está previsto que se produzca el desalojo ordenado por las autoridades judiciales.