Skip to content

Temporada de verano: cómo funcionará el semáforo para restringir las actividades de los turistas

El Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, dio detalles de los protocolos que se aplicarán en la provincia de Buenos Aires para controlar la situación sanitaria durante las vacaciones

Temporada de verano: cómo funcionará el semáforo para restringir las actividades de los turistas

Temporada de verano: cómo funcionará el semáforo para restringir las actividades de los turistas

Poco después de que el Gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmara que la temporada de verano comenzará en la provincia de Buenos Aires el próximo 1 de diciembre, el Ministro de Turismo y Deporte de la Nación, Matías Lammens, estableció los protocolos a ser implementados por la Casa Rosada para prevenir la propagación del coronavirus durante la temporada de vacaciones.

Al participar en el programa “Consecuencia de la Verdad” del canal TN, el funcionario dejó claro que no es obligatorio solicitar un permiso antes de viajar y explicó que se introducirá un sistema de semáforos en los municipios para controlar la situación epidemiológica de cada lugar.

“En principio, el objetivo principal es prevenir cualquier resurgimiento, por lo que estableceremos un plan DetectAr en cada uno de los sitios, trabajaremos en la promoción de materiales como el alcohol en gel, el uso de la boquilla y la remoción”, comenzó el ex presidente de San Lorenzo.

Con esto en mente, Lammens explicó que “en caso de que el número de personas infectadas aumente significativamente, las autoridades ya planean instalar “hospitales modulares en Mar del Plata, Villa Gesell y Monte Hermoso” para esa fecha.

“En cada uno de los municipios también habrá semáforos que indicarán la situación sanitaria en la que se encuentran: El verde significa que están bien, el amarillo es una señal de advertencia y el rojo significa que están en un momento complejo y si tenemos que hacer alguna restricción, lo haremos”, añadió.

Este sistema ya ha sido utilizado en algunos distritos del país para definir las restricciones aplicables en cada caso, , como en el caso de la ciudad de Tandil en Buenos Aires , que comenzó a aplicarse el pasado 7 de septiembre por recomendación del comité local de vigilancia COVID-19.

“Estamos ante un gran acuerdo entre todos los sectores de Tandil para crear un nuevo modelo integral, planificado, ordenado y predecible, porque sabemos claramente que aún tenemos muchos meses para convivir y enfrentar esta pandemia. Y estamos convencidos de que así estaremos mejor preparados para dar una respuesta sanitaria y social a todos nuestros vecinos, porque será importante mirar sobre el terreno”, dijo el intendente de este lugar, Miguel Ángel Lunghi.

Por otra parte, Lammens también especificó que no será necesario utilizar la aplicación “Cuidar Verano” para los viajes a destinos turísticos, como había anunciado anteriormente el Gobernador Kicillof durante una conferencia de prensa.

“No creo que se haya entendido de esta manera, pero no será una condición necesaria para la entrada al balneario. Sugerimos que todo el mundo descargue esta aplicación porque así tendremos control sobre el flujo de personas”, dijo.

Además, el ministro explicó que en el sistema de semáforos puede ocurrir que alguien reserve un billete o un alojamiento en un lugar determinado, que luego se pone “en rojo” y cierra los ingresos de los no residentes, que se sugirió que “cada uno de los proveedores de turismo ofrece un plan de reprogramación de la deuda muy completo de hasta 12 meses e incluso considera el reembolso total de lo que la víctima ha pagado”.

“Debemos prever todos los detalles del caso. Es una estación completamente diferente. Cuando vemos una playa absolutamente saturada sin que la gente se encuentre a la distancia social, tendremos que tomar decisiones. Eso no puede suceder”, añadió.

Para ello, el funcionario consideró necesario “apelar al ojo del Estado para comprobar que esto no ocurra, pero también a la responsabilidad individual” de respetar las normas sanitarias, ya que la pandemia “implica un tipo de vacaciones diferentes”.

“En realidad, este anuncio está relacionado con lo que ya hemos dicho en las últimas semanas sobre la decisión política que hemos tomado por el gobierno nacional, a saber, que en realidad habrá una temporada de verano, lo que significa un movimiento de 250.000 millones de pesos, que creemos que la economía necesita”, dijo.