Skip to content

Un atomizado 17 de octubre: Duhalde, Barrionuevo y otros sindicalistas organizarán su propio evento en la calle

Quieren reunir a 5.000 militantes frente al monumento a Perón, en el Paseo Colón y Belgrano, para diferenciarse de la fiesta "kirchnerista" de la CGT y de la caravana de Moyano. Uno de sus promotores es Carlos Acuña, un copropietario ciego, que cada vez está más distante de sus colegas

El peronismo celebrará el 17 de octubre más dividido que nunca. En las últimas horas se ha decidido hacer una nueva fiesta, que no será la CGT con Alberto Fernández, ni la caravana de autos y camiones que conducirá Hugo Moyano: Es un evento independiente organizado por el director gastronómico Luis Barrionuevo y sus aliados sindicales, a los que se han unido diversos líderes del PJ, desde Eduardo Duhalde hasta Guillermo Moreno.

Los organizadores tienen la intención de celebrar una reunión el próximo sábado a las 11:00 a.m. en el Monumento a Juan Domingo Perón en el Paseo Colón y la Avenida Belgrano alrededor del 5º piso. Interpretan la organización del evento de la CGT como una toma de posesión del kirchnerismo, y temen la posibilidad de que Cristina Kirchner o su hijo Máximo asistan a la sede de los ciegos de Azopardo 802.

Tampoco quieren tener nada que ver con la caravana de autos y camiones organizada por Moyano y algunos líderes cercanos al gobierno, como el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, quien habló con el presidente sobre esta movilización este martes.

La tercera celebración del PJ se decidió este miércoles en la sede del sindicato de restauradores, donde, junto con Barrionuevo, el anfitrión, uno de los más entusiastas con un acto alternativo fue el copropietario de la CGT, Carlos Acuña, que discutió fuertemente con sus colegas líderes de la ceguera antes de la reunión porque no estaba de acuerdo con la fuerte influencia que el eclesiástico de línea dura tiene en la celebración en la que participará el presidente y en la que ahora no se excluye que el vicepresidente de la nación asista.

Acuña, como lo anticipó este diario, no estuvo presente el jueves pasado en la reunión de la CGT con la misión del FMI, lo que se implicó como expresión del rechazo a la presencia del líder piquetero Esteban Castro del movimiento Evita y también por la forma en que los kirchneristas en la práctica tomaron el control del evento a realizarse en la sede de la CGT.

Barrionuevo, Acuña y sus aliados sindicales dicen contar con el apoyo de Duhalde y Moreno, quienes han prometido asistir al acto alternativo del PJ, y en estas horas se está preparando un documento en el que definirán su posición sobre el momento que vive el país y justificarán el peronismo como un movimiento que no es precisamente el representado por Cristina Kirchner.

En la reunión en el sindicato de restauradores, hubo muchas críticas al gobierno, al kirchnerismo y a la dirección de la CGT, a la que consideran “muy pasiva” ante la crisis económica y la “desorientación” del presidente en el proceso de toma de decisiones.

Los organizadores del evento frente al monumento de Perón están seguros de que el sábado también habrá líderes de la CGT que están descontentos con la forma en que se ha desarrollado la celebración principal. Uno de ellos sería Julio Piumato, que se había quejado al grupo WhatsApp de la Central de Trabajadores de que estaba marginado en la organización del evento al que iba a asistir Alberto Fernández. “Gracias por dejarme fuera”, dijo a sus colegas.

Los disturbios aumentaron porque se decidió que no más de 25 personas asistirían a la sala Felipe Vallese de la CGT, entre ellas Alberto Fernández, un puñado de representantes de la CGT, los movimientos sociales y La Cámpora, pero hay dirigentes de la Central Obrera que se sienten marginados y no entienden por qué los organizadores quieren limitar la participación hasta el extremo cuando la sala tiene una capacidad de 500 plazas.

Se espera que en el evento de la CGT cgt/”> se ofrezca a Alberto Fernández la presidencia del PJ, , objetivo del actual líder del partido José Luis Gioja; la Central Obrera y el Frente de Todos.

Más allá de las principales celebraciones del 75º aniversario del peronismo, el gobierno aconsejó no hacer movilizaciones personales para evitar el contagio. Por esta razón, el evento de la CGT puede seguirse virtualmente en desde el sitio 75octubres.ar, un sitio web creado por el productor Javier Grosman, quien desarrolló el proyecto de Tecnopolis en Villa Martelli y fue responsable de las principales producciones del Kirchnerismo, como las representaciones del Bicentenario y la despedida de Cristina Kirchner del poder en diciembre de 2015.

Los que quieran “movilizarse” desde la red pueden elegir un avatar en la página web para representarlos en la Plaza de Mayo, donde, como prometen los organizadores, pueden interactuar, cantar la Marcha Peronista, tocar el bombo e incluso comerse un choripán virtual.

Lo que no es virtual, al parecer, es la tradicional división del peronismo, que aún no puede celebrar el Día de la Lealtad monolíticamente juntos. Tal como Perón habría soñado.