Skip to content

Una diputada de Tucumán renunció a un espacio legislativo por segunda vez y creó un monobloque

Se trata de Beatriz Ávila, que en diciembre del año pasado dejó el interbloqueo de Juntos por el Cambio y este martes presentó la renuncia al espacio liderado por José Luis Ramón de Mendoza

Una diputada de Tucumán renunció a un espacio legislativo por segunda vez y creó un monobloque

Una diputada de Tucumán renunció a un espacio legislativo por segunda vez y creó un monobloque

El bloque federal Unidad liderado por José Luis Ramón de Mendoza sufrió su segunda pérdida en una semana. A la salida de Antonio Carambia de Santa Cruz, que anunció su renuncia al área legislativa el pasado fin de semana, se ha unido hoy la renuncia de Beatriz Ábila de Tucumán.

Ávila formó un monobloque llamado “Partido de la Justicia Social” y trabajará en solitario en el próximo período. El interbloqueo al que pertenecía cuenta ahora con 6 legisladores, por lo que su poder de negociación disminuyó abruptamente en pocos días.

El espacio que dirige Ramón acompaña normalmente a las posiciones del Frente de Todos, por lo que su reducción en número podría afectar también al oficialismo en las negociaciones parlamentarias y a los votos en el recinto.

Ávila no explicó en su renuncia las razones por las que decidió retirarse del Interloque. Se limitó a anunciar su renuncia y envió su carta de renuncia al Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

En un diálogo con este diario, el legislador asumió que “el Interloque se ha alejado de la génesis por la que lo constituimos, que era formar un espacio con varios partidos de oposición provinciales, donde queríamos dar el poder a un nuevo gobierno, pero también tener una posición crítica sobre lo que no habíamos acordado.

“No tenemos que unir los dos grandes frentes, que son ‘Juntos por el cambio’ y ‘El frente de todos’, pero tenemos que estar de acuerdo con ellos, y eso es algo diferente. Y siempre buscando el beneficio de nuestras provincias,” dijo.

La legislatura dejó clara su posición y pareció enviar un mensaje codificado a su antiguo lugar, diciendo que “entre los intereses de los políticos del Congreso y los del pueblo de Tucumán, yo elijo los de Tucumán. También asumió que la identidad del bloque y los objetivos que se había fijado estaban “distorsionados con el tiempo”.

“Los partidos provinciales deben ser escuchados. Tenemos mucho que aportar, con una visión muy federal que no puede ser expresada plenamente por las grandes facciones”, dijo en un diálogo con estos medios

La realidad es que Ávila no se sentía cómodo en el interbloqueo, y no se sentía representado por el liderazgo de Ramón. Sus posiciones sobre las negociaciones con el gobierno comenzaron a correr en paralelo a este momento de ruptura.

No es la primera vez que el legislador de Tucumán deja un bloqueo. En diciembre del año pasado, dejó el interbloqueo de Juntos por el Cambio. En ese momento fue reprendida públicamente por el entonces Presidente Mauricio Macri, quien finalmente le respondió con vehemencia.

“Lamento la desafortunada decisión de los diputados Ansaloni, Ávila y Carambia de abandonar el bloque después de haber formado parte de nuestras listas”, fue el mensaje que Macri dedicó a los legisladores cuando se enteró de que abandonarían el bloque.

Y les advirtió que “esta traición a la confianza de los votantes que los votaron es contraria a nuestros valores y a lo que creemos”, y luego usó el hashtag #ReturnYourBanks para hacer viral la demanda.

La diputada Ávila fue la única de las tres que respondió: ” El presidente Macri, que causó la mayor desesperación al traicionar la esperanza de todo el pueblo argentino y al tratar a sus votantes con consignas vacías, está hoy preocupado por mi relación con nuestros votantes”.

Ávila no integrará un nuevo interbloqueo. No volverá a Juntos por el Cambio, ni se unirá al grupo de eurodiputados Lavagnista y Socialistas que responden ante Juan Schiaretti. Por el momento, se quedará sola.