Skip to content

Cambio climático: una empresa agrícola comenzará a certificar su huella de carbono

El objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cambio climático: una empresa agrícola comenzará a certificar su huella de carbono

Cambio climático: una empresa agrícola comenzará a certificar su huella de carbono

A partir de este año, Rizobacter comenzará a certificar su huella de carbono para cumplir con los objetivos específicos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y seguir contribuyendo a los esfuerzos de mitigación del cambio climático. Así pues, la empresa está fortaleciendo su estrategia de sostenibilidad empresarial, que se orienta hacia un paradigma agrícola de bajas emisiones de carbono.

“Nos enfrentamos al reto de aumentar nuestra eficiencia productiva sin descuidar nuestra huella ambiental. En base a esto, estamos llevando a cabo una propuesta de valor para la agricultura, con tecnologías microbiológicas que ayudan a aumentar el rendimiento de los cultivos y a introducir la sostenibilidad en el sistema”, dijo Ricardo Yapur, CEO de Rizobacter.

Con el asesoramiento de Herza Global, la empresa de microbiología agrícola se centró en determinar su huella de carbono operacional. Este trabajo incluyó el análisis de sus actividades y la identificación de las fases del proceso de producción que causan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ahora el organismo de certificación DNV GL está llevando a cabo la verificación de los métodos utilizados para cuantificar las emisiones de la planta instalada en el parque industrial de la ciudad de Pergamino. Todo el trabajo se inscribe en la norma internacional ISO 14064 y permite gestionar los riesgos y estimular las innovaciones en los grupos de trabajo destinados a encontrar respuestas que ayuden a reducir la aparición de los gases que causan el efecto invernadero.

“El propósito es elaborar un plan para mejorar nuestro comportamiento y acciones, para utilizar los recursos de manera más eficiente con el objetivo final de introducir un proceso de producción neutro en carbono. Este estado se alcanzará cuando se libere la misma cantidad de dióxido de carbono equivalente en la atmósfera, de la que se absorbe de diferentes maneras, dando como resultado un balance cero”, añade Gustavo Henrich, Jefe del Sistema de Gestión Integrada de Rizobacter.

Cómo se mide

Cuando se mide la huella de carbono de la empresa, se incluyen las emisiones directas e indirectas atribuibles a las operaciones controladas por Rizobacter.

Las emisiones directas incluyen las que provienen de fuentes de propiedad o control de la empresa, como el consumo de combustibles fósiles en fuentes fijas como calderas o generadores y en fuentes móviles como la flota de vehículos. También incluye las emisiones fugitivas de las fugas de los sistemas de aire acondicionado, del uso o recarga de los extintores de incendios y las emisiones del tratamiento in situ de los efluentes líquidos.

Las emisiones indirectas incluyen las emisiones generadas por la electricidad comprada y consumida por Rizobacter, e incluyen principalmente la energía consumida, entre otras cosas, por la iluminación, los refrigeradores, las cámaras frigoríficas y los motores. Estas emisiones, aunque físicamente presentes en la planta donde se genera la electricidad, son atribuibles a la empresa.

También se miden las emisiones indirectas que se producen en fuentes que no son propiedad de la empresa ni están controladas por ella, que en este caso incluyen el tratamiento de desechos fuera de la empresa, los desechos domésticos o municipales y las aguas residuales.

<
Las abstracciones académicas no crean confianza en el sector agrícola

Compártelo: