Skip to content

La Mesa de Enlace rechazó las nuevas medidas del gobierno y no participará en el anuncio en la Casa Rosada

Los presidentes de Cra, Coninagro y la Federación Agraria fueron invitados a último momento y no pudieron viajar. El presidente de la Sociedad Rural no fue invitado directamente.

La Mesa de Enlace rechazó las nuevas medidas del gobierno y no participará en el anuncio en la Casa Rosada

La Mesa de Enlace rechazó las nuevas medidas del gobierno y no participará en el anuncio en la Casa Rosada

La Oficina de Enlace no participará en los nuevos anuncios económicos del gobierno, que incluyen un recorte de 3 puntos porcentuales en la soja del 33% al 30% y un recorte de 5 puntos porcentuales en la carne de vacuno del 9% al 5%, como anunció ayer nuestras fuentes.

Sin embargo, los que asistirán al evento son los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino, representados por José Martíns (Presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires) y Gustavo Idígoras (Presidente de Ciara-Cec). También está Dardo Chiesa, ex presidente de Cra y actual coordinador de la Mesa de las Carnes.

Según nuestras fuentes, tres de los cuatro presidentes que componen la Mesa de Enlace han sido invitados. Se invitó a Carlos Iannizzotto, Presidente de Coninagro, a Carlos Achetoni, Presidente de la Federación Agraria, y a Jorge Chemes, de la Asociación Rural Argentina, que no pudieron asistir por encontrarse en otras provincias. Iannizzotto y Achetoni están en Mendoza y Chemes en Entre Ríos.

Pero el que no fue invitado fue Daniel Pelegrina, Presidente de la Asociación Rural Argentina, la única unidad sindical que no participa en el Consejo de la Industria Agrícola Argentina.

“Una disminución de tres puntos porcentuales y durante un corto período de tiempo sólo fomentará la liquidación de las toneladas en manos de los exportadores que rápidamente obtendrán beneficios aprovechando el 30% de los derechos de exportación para liquidar lo que compraron con un descuento del 33%, y de nuevo se habrá creado una diferencia de facto, d. es decir, una transferencia de recursos del sector productivo al industrial”, dijo la Confederación Rural Argentina (CRA) en un comunicado previo a los anuncios oficiales.

Mientras tanto, el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina también cuestionó la utilidad de la medida. “No hay nada que sugiera que el instrumento propuesto pueda revertir las decisiones de venta ya planeadas por los productores en la ventana de reducción de los derechos de exportación, ya que el incentivo propuesto no compensaría las posibles fluctuaciones de los precios internacionales, el tipo de cambio esperado, las nuevas restricciones, la falta de un arreglo alternativo que pueda proteger la liquidez generada por esta venta anticipada y el deterioro de los precios de mercado que generaría la misma duración del incentivo”, explicaron.