Skip to content

Los aviones de los granjeros fueron clave para controlar el fuego en una colina en Tucumán

Con los vuelos de los pilotos y el trabajo de los bomberos fue posible apagar varios focos de fuego en el cerro San Javier durante el fin de semana.

Los aviones de los granjeros fueron clave para controlar el fuego en una colina en Tucumán

Los aviones de los granjeros fueron clave para controlar el fuego en una colina en Tucumán

Los incendios en el cerro San Javier de la ciudad de Tucumán fueron controlados en colaboración con tres empresas agroindustriales que trabajaron con los bomberos para controlar el fuego.

“Esto demuestra que los aviones y los agroaviones son herramientas y medios adecuados para la extinción de incendios”, dijo la Federación de Cámaras de Agroaviones (Fearca).

A diferencia de lo ocurrido en Córdoba, el gobierno de Tucumán convocó la semana pasada a tres empresas aeronáuticas a colaborar en la lucha contra tres bombillas, que comenzó el 1 de octubre en el cerro San Javier.

Los aviones (Piloto Emilio, Juan Carlos Yoris y Santiago Seiler) respondieron a la petición y pudieron controlar el fuego con la acción de cinco aviones: cuatro remolcadores 502 y un Turbo Kruk. “El fuego fue controlado el sábado”, dijo Seiler, un operador de aeronaves y miembro de la Cámara de Empresas Agrícolas de la NOA (Canoa). Más brotes aislados se activaron por la tarde, y el domingo también fueron controlados.

Actualmente hay otro gran brote en la parte sur de la provincia, donde el avión de la Administración del Plan Nacional de Incendios está trabajando. “Hemos preparado dos aviones con cubiertas de protección contra incendios para ser usados en estos casos y para complementar los otros aviones”, dijo el miembro de Fearca.

Actualmente hay incendios en catorce provincias de Argentina (las más afectadas son Jujuy y Córdoba). Dada la gravedad de la situación, que se repite año tras año en algunas de las áreas mencionadas, Fearca sugiere que los gobiernos consideren los aviones como parte de la solución del problema.

“Pretendemos que los aviones y la infraestructura de que disponen los transportistas agrícolas puedan ser un complemento de los servicios existentes y estén a disposición de las autoridades”, dijo Danilo Cravero, Director General de Fearca.

El ejecutivo recordó que en todo el país, desde La Pampa hasta el norte, hay aviones con aplicadores aéreos y que éstos podrían mantenerse en estado y situación de vigilancia mediante un plan de vigilancia, como se hace con éxito en muchos otros países.