Skip to content

Acaparamiento de tierras en el sur: el video desesperado de una de las familias secuestradas por los Mapuches

Pablo y Débora Meyer publicaron un mensaje en el que relataban su precaria realidad durante el "asedio" virtual de una comunidad mapuche que ocupó su campamento hace cuatro días.

Acaparamiento de tierras en el sur: el video desesperado de una de las familias secuestradas por los Mapuches

Acaparamiento de tierras en el sur: el video desesperado de una de las familias secuestradas por los Mapuches

Los miembros de la familia Meyer, que junto con los Soriani son los propietarios del campo usurpado por una comunidad mapuche en El Foyel, a 75 kilómetros de Bariloche, emitieron un video el domingo para denunciar su compleja situación y dejar un saludo a su madre, a quien no pueden ver en estas circunstancias.

“Hemos sido secuestrados aquí durante cuatro días por este grupo de pseudo-mapuches en nuestro campo en El Foyel. Queremos pedirles a todos que no se rindan, que den las gracias a todos los que nos apoyan y que agradezcan a las fuerzas de seguridad que nos cuidan”, dice Pablo Meyer frente a la cámara, acompañado por su hermana Débora Meyer, la esposa de Martín Soriani.

Detrás de ellos se encuentra el imponente espacio natural de los Andes.

“Y pedimos a todos los políticos, fiscales y jueces que traten de hacer su trabajo, que se esfuercen, porque estamos aquí y no nos estamos divirtiendo. No podemos traer comida, no nos dejan entrar ni salir. Si salimos, tenemos miedo de no poder volver a entrar”, continúa.

“Y un feliz día para nosotros que desafortunadamente no podemos estar con ella”, concluye Mayer.

Ambos pueden ser vistos con caras tristes y cansadas después de 4 días de “asedio” por más de 50 miembros del desván Gallardo Calfú que desembarcaron el jueves pasado en el campo de casi 400 hectáreas y bloquearon los caminos de acceso.

Los mapuches reclaman el territorio como su propiedad debido a un supuesto fraude, del que el propietario original, Félix Gallardo Calfu, habría sido víctima en 1980 por Miguel Soriani.

Durante estas cuatro décadas, la familia Gallardo Calfú recurrió tres veces al sistema judicial de Río Negro, pero las decisiones de los jueces trabajaron a favor de la familia Soriani, declaró la familia.

Este viernes el juez Ricardo Calcagno no accedió a la solicitud de desalojo formulada por el fiscal Francisco Arrien mientras esperaba la detención de los dirigentes Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo, considerados ausentes por no haber comparecido en el juzgado de El Bolsón. Este lunes tendrá lugar la audiencia de la fiscalía ante el juez Marcelo Álvarez Melinger, según fuentes provinciales.

GS