Skip to content

Como trabajan los científicos argentinos que crearon el kit para detectar el coronavirus

Es el equipo que desarrolló el Neokit Covid-19 el que puede detectar el virus en dos horas. Habían comenzado a trabajar en enero en un sistema similar para el dengue.

22 mayo, 2020
Como trabajan los científicos argentinos que crearon el kit para detectar el coronavirus

Como trabajan los científicos argentinos que crearon el kit para detectar el coronavirus

Entre los tubos de ensayo, pipetas, microscopios, centrífugas y otros equipos de laboratorio, los miembros del equipo que desarrolló el neokit Covid-19, desarrollado sólo en Argentina y Japón, que detecta el Coronavirus en menos de dos horas, destacaron hoy el trabajo de los científicos locales, diciendo que es “un enorme logro”.

El grupo trabaja en el Instituto de Ciencia y Tecnología César Milstein (ICT Milstein, Conocet-Fundación Pablo Cassará) con sede en Saladillo al 2400, en Mataderos, y ha encontrado esta tecnología gracias a su trabajo previo con el dengue.

“Este desarrollo comenzó en enero, estábamos en el proceso de finalizar un kit de dengue porque tuvimos un brote en el país, pero cuando la pandemia golpeó, adaptamos la tecnología con algunos componentes y armamos el kit para detectar el virus corona. Lo hicimos en un tiempo récord”, dijo Santiago Werbajh, investigador de la Fundación Pablo Cassará.

Werbajh dijo que “diariamente el trabajo es a tiempo completo: empezamos temprano por la mañana hasta que terminamos por la tarde”. “Pasamos mucho tiempo en el laboratorio”, dijo el científico, quien destacó que para ellos “es un logro poder ayudar en esta situación de emergencia, realizar pruebas masivas y detectar el virus”.

Luciana Larocca, investigadora del Conicet, dijo a su vez que “cuando surgió el problema, teníamos la capacidad humana y la formación científica para producir estas pruebas diagnósticas con el apoyo del gobierno”, y subrayó que “este es un tremendo logro a nivel nacional”.

Carolina Carrillo, a su vez, también de Conicet y miembro del equipo, dijo que “el nivel de educación en general y el nivel de conocimientos científicos que tenemos es realmente notable.

“Cuando viajamos alrededor del mundo y nos comparamos con científicos de otros países, nos encontramos al nivel de las mejores formaciones. También tenemos esta aura criolla de “lo atamos con alambre”. Al combinar estas dos cosas, somos capaces de reaccionar de manera rápida y eficiente”, dijo Carrillo.

El viernes pasado, los científicos presentaron al presidente Alberto Fernández el nuevo kit, que permite la detección de coronavirus con poco equipo y a la mitad del precio de las pruebas disponibles actualmente en el mercado internacional.

“Este kit es muy fácil de usar. Es de naturaleza molecular, es decir, identifica la presencia del virus en el momento de la toma de muestras. Es simple, rápido y económico”, dijo Carrillo a Télam.

“Es mucho más simple que la PCR, no requiere de un equipo costoso, toma poco tiempo, es fácil de usar y los resultados pueden ser interpretados a simple vista, a través de dos colores”, añadió.

Cómo funciona

La muestra se coloca en un tubo de reacción y se añade la mezcla de reactivos para que se vea originalmente un color púrpura. Esta solución se calienta a 62 grados durante una hora, y el color resultante es visible: si sigue siendo violeta, la reacción es negativa, pero cambia a azul, esto significa que el virus corona ha sido detectado.

“Esta herramienta facilita su distribución y uso en lugares donde no tienen el costoso equipo de PCR. En el mundo esta tecnología está actualmente aprobada en cuatro países, pero sólo dos tienen kits: Argentina y Japón. Son súper-simples, los otros requieren de un equipo costoso para leer los resultados”, dijo Carrillo.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, que visitó las instalaciones este jueves, destacó que normalmente tienen que conseguir un reactivo de PCR, que hoy cuesta entre 15 y 20 dólares.

“Esto se puede producir aquí, por lo que el precio final, que aún no está definido, sería la mitad. Esta es una importante ventaja operativa para la Argentina”, dijo.

“Hemos recibido pedidos de otros países, nos han pedido 500 destinos. Tenemos la obligación de atender primero la demanda del Ministerio de Salud y de las provincias que quieran este kit, lo que nos permitirá ampliar el número de centros donde se está haciendo hoy”, dijo Salvarezza, indicando que “en un mes pasaremos de las 10.000 pruebas que tenemos hoy a 200.000”.

Fuente: Télam