Skip to content

Coronavirus: Argentina, con más muertes por millón que Suecia cuando alcanza el millón

Es el acumulado por el número de habitantes, después de siete meses de cuarentena. La estrategia contra el Covid había provocado un cruce entre ambos gobiernos en mayo.

Coronavirus: Argentina, con más muertes por millón que Suecia cuando alcanza el millón

Coronavirus: Argentina, con más muertes por millón que Suecia cuando alcanza el millón

Argentina alcanzará el millón de casos de Coronavirus este lunes y podría al mismo tiempo superar a Suecia en muertes por millón de habitantes. Esto significa que, de ahora en adelante, la proporción de muertes de coviduos por población será mayor en la Argentina que en el país escandinavo, cuya cifra actual es de 585. Esto cierra un círculo que comenzó a principios de mayo cuando el presidente Alberto Fernández condenó el modelo de salud del país para glorificar el suyo. Y los suecos respondieron.

Nuestra nación ya había superado a Suecia en el número absoluto de muertes. Fue el 17 de agosto. Ese día Argentina contó 5.814 muertes. Hoy hay más de 26.000, y han pasado dos meses desde entonces. Hoy en día en Suecia hay 5.910 muertes, un 1,6 por ciento más. En Argentina, el aumento en el mismo período fue del 350 por ciento.

La diferencia entre Argentina y Suecia fue el momento de los casos y las muertes. En este país, se tomó la decisión de evitar la cuarentena y de confiar en el cuidado y la distancia que la población podía tener en la vida cotidiana. Esto permitió que las escuelas, industrias y tiendas continuaran funcionando.

Aún hoy, como la cuarentena nacional cumplirá siete meses este martes, el gobierno de Argentina decide detener las actividades para reducir el número de infecciones. Esto está sucediendo aunque la realidad parece haber demostrado ya que el aislamiento obligatorio funcionó durante los primeros 90 días (hasta finales de junio) y luego se detuvo.

La supuesta ineficacia de una cuarentena perpetua para prevenir la infección se ve agravada por los costos económicos del cierre de actividades que van más allá de lo que esta decisión podría ofrecer desde el punto de vista epidemiológico. Los críticos de esta política creen que “el enfermo fue operado con el pico de un loro” en lugar de con un bisturí, lo que ocasionó costos adicionales al país. Los defensores de las restricciones ilimitadas advierten que sin la cuarentena o una cuarentena más corta, la mortalidad habría sido aún mayor.

Hoy en día, Argentina tiene un escenario heterogéneo, con el AMBA todavía mostrando un alto pero decreciente número de casos y el Covid atacando tierra adentro, como no fue el caso en el área metropolitana. Sólo hay que ver los índices de infección en Santa Fe, que han llegado hasta los 2.600 casos en 24 horas, algo que nunca ha sucedido en la capital federal.

Santa Fe tiene casi 80.000 casos, mientras que la ciudad de Buenos Aires tiene apenas más de 140.000 casos. Córdoba (62.000 infecciones), Mendoza (37.000) y Tucumán (34.000) son las otras tres provincias que han registrado los casos más positivos en las últimas semanas.

Aunque la provincia de Buenos Aires sigue siendo el distrito que más casos de Coronavirus trae cada día, fue el motor tardío del interior el que impidió que Argentina alcanzara su pico antes y que se desplazara definitivamente por la ladera. Como resultado, hubo una acumulación que dio lugar a que el país ocupara el quinto lugar en el mundo en cuanto a infecciones y el duodécimo tanto en muertes absolutas como en muertes por millón.

Sin embargo, no hay aceleración de la curva de infección en el territorio nacional, sino una lenta desaceleración cuando se alcanza este pico quimérico. El número de casos se duplicó a nivel nacional en un plazo de 41 días. En otras palabras, hubo 500.000 nuevos casos de coronavirus durante este período. Esto corresponde a un promedio de 12.195 infecciones por día. El día del récord fue el jueves pasado con 17.096 casos.

Si hubiera una moraleja en el hecho simbólico de superar a Suecia en el número de muertes por millón de habitantes, se acercaría mucho a lo que las autoridades de este país reaccionaron hace cinco meses y medio después de que el Estado argentino criticara al país. Afirmaron que no existían recetas predeterminadas para combatir esta pandemia que garantizaran el éxito y que sería necesario esperar más tiempo para sacar conclusiones.

No sólo Argentina superará a Suecia en este índice clave para evaluar el desempeño de cada país durante la pandemia, sino que también está cerca de las naciones “que van bien cuando las cosas iban bien” que nadie podría haber soñado: Italia tiene 605 muertes por millón; Gran Bretaña (que inicialmente se basó en la inmunidad de la manada), 642; Francia, 513; Colombia, 568.

Según el informe oficial de este domingo, Argentina tuvo 989.680 infecciones, 26.267 muertes y 580 muertes por millón. Las cifras de algunos de los países mencionados ya han caído por debajo de esta larga lista. Y es probable que los que aún están en la cima sean superados por los registros locales en un futuro no muy lejano.

PS