Skip to content

Coronavirus: el uso de plasma no produce beneficios en pacientes graves, según un estudio realizado en Argentina

El ensayo fue coordinado por el Hospital Italiano. Encontró que el tratamiento no generaba una mejora clínica significativa en los casos de neumonía severa por Covid-19.

Coronavirus: el uso de plasma no produce beneficios en pacientes graves, según un estudio realizado en Argentina

Coronavirus: el uso de plasma no produce beneficios en pacientes graves, según un estudio realizado en Argentina

Un estudio realizado en 12 centros de salud de Argentina – coordinado por el hospital italiano de Buenos Aires – para evaluar la efectividad del plasma para la convalecencia en pacientes con neumonía coronavirus severa no mostró resultados muy alentadores. El estudio, en el que participaron 334 pacientes infectados, demostró que el uso de este tratamiento “no produjo un beneficio clínico significativo”. Los detalles del informe se filtraron el jueves, un día antes de su presentación oficial. La información fue confirmada a nuestras fuentes por fuentes del hospital.

“Los resultados del estudio PlasmAr muestran que en los pacientes hospitalizados con neumonía covid-19 con criterios de gravedad, el uso de plasma para la convalecencia después de 7, 14 o 30 días de seguimiento no mostró un beneficio clínico significativo en comparación con el uso de placebo”, dice el documento.

aclara entonces que ni siquiera la terapia con plasma empeoró el panorama para los pacientes tratados: “En términos del perfil de seguridad, no hubo diferencia estadística en los efectos adversos en comparación con el placebo.

Estos resultados marcan “un hito en las estrategias terapéuticas” para el coronavirus, añaden debajo de las conclusiones, ya que hasta ahora no se disponía de datos fiables sobre su eficacia.

Participaron en el estudio los siguientes hospitales: Hospital Italiano Central, Hospital Italiano de San Justo, Hospital Universitario Austral, Hospital Ramos Mejía, Sanatorio de la Trinidad, Clínica Zabala, Sanatorio Agote, Clínica Santa Isabel, Hospital Británico de Rosario, Hospital Privado de Córdoba, Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata y Hospital Zonal Ramón Carrillo de Bariloche.

Participaron 334 pacientes con neumonía severa por coronavirus, con una edad promedio de 62 años. La mayoría eran hombres (31% eran mujeres). Los donantes fueron reclutados a través de las redes sociales. Tenían que cumplir con los parámetros habituales para las donaciones de sangre y también tenían que tener una alta cantidad de anticuerpos.

Los resultados serían diferentes en los casos en que se administre plasma a pacientes con progresión moderada de la enfermedad y en etapas menos avanzadas de la misma, dependiendo de la experiencia que hayan tenido en el Hospital de Clínicas.

“Administramos el plasma en una etapa temprana y estamos viendo buenos resultados”, dijo a nuestras fuentes Luis Sarotto, presidente del Colegio Médico del Hospital de Clínicas.

afirma que 230 pacientes han sido tratados con plasma que contiene los anticuerpos contra este virus de personas en recuperación y que, aunque las conclusiones oficiales estarán disponibles en 20 días, “la observación primaria muestra beneficios en los casos moderados que reciben esta terapia en los primeros 7 días de hospitalización”.

“Se trata de pacientes que experimentan una progresión de su enfermedad pulmonar en las primeras horas, que sufren una disminución de la saturación y necesitan oxígeno, tienen fiebre persistente y, según sus resultados de laboratorio, tienen un mal pronóstico. Les damos plasma y vemos mejoras”, dijo Sarotto, refiriéndose a “menos viajes a unidades de cuidados intensivos o estancias más cortas” en esta sala.

señala que el estudio coordinado por el hospital italiano es “muy serio” y, en este sentido, afirma que está claro que “el plasma no es para todos”. “El desarrollo del paciente grave ya no depende del virus, sino de la respuesta inflamatoria”, advierte el especialista del Hospital de Clínicas.

Algo similar ocurre en la provincia de Buenos Aires, donde casi 4.000 personas infectadas con el coronavirus han sido tratadas con plasma, según Nicolás Kreplak, viceministro de salud.

Según fuentes de salud de Buenos Aires, no lo usan en estos casos en pacientes graves, sino en casos menos graves para evitar el uso de un respirador. “La primera reacción fue positiva”, dicen.

Para Lautaro De Vedia, jefe del Departamento de Ayudas Especiales de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Muñiz y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infecciología, “los resultados del estudio confirman lo que ya hemos visto en los hospitales.

“Tenemos la impresión de que el plasma es más probable que funcione en pacientes con enfermedad moderada. Si la respuesta inflamatoria ya se hubiera desencadenado, es decir, después de 7 o 10 días, el beneficio de este tratamiento sería menos obvio”, dice De Vedia.

Y añade: “Lo que estamos tratando de hacer con el plasma es prevenir las complicaciones y la progresión de la enfermedad. La clave sería anticiparse y proporcionarlo al principio de la estancia en el hospital. Del mismo modo, cuando tenemos un paciente grave, tratamos de salvarlo con todo, incluyendo el plasma”.

En abril, el Ministerio de Salud anunció un plan estratégico para regular el uso del plasma de convalecientes. En ese momento se declaró públicamente que su eficacia aún no había sido probada.