Skip to content

Coronavirus en Argentina: cómo funciona el plan que busca casos positivos puerta a puerta

Es una de las estrategias que el Gobierno de la Ciudad y el Ministerio de Salud de la Nación están llevando a cabo para enfrentar la pandemia.

Coronavirus en Argentina: cómo funciona el plan que busca casos positivos puerta a puerta

Coronavirus en Argentina: cómo funciona el plan que busca casos positivos puerta a puerta

Con el objetivo de buscar activamente los casos de Coronavirus, la Ciudad de Buenos Aires, junto con el Ministerio de Salud de la Nación, está implementando el Plan Detector, que llegó al barrio de La Paternal el sábado. Se identificaron 121 contactos cercanos de casos confirmados en los dos primeros días y se registraron 20 casos positivos.

El objetivo es identificar y evaluar los “contactos cercanos” de las personas recientemente confirmadas con COVID-19 en una etapa temprana y reducir el riesgo de infección con el virus. Aquellos con síntomas compatibles con la enfermedad son aislados preventivamente mientras esperan el resultado. Si son positivos, son transferidos de acuerdo a sus necesidades de cuidado.

Además del distanciamiento físico, esta estrategia de búsqueda activa ha demostrado ser la más exitosa para contener la transmisión del virus en todo el mundo.

¿Cómo funciona el programa de detección en La Paternal? Entre las 7:00 a.m. y las 9:00 p.m., el equipo de doctores, enfermeras, bomberos y voluntarios trabajaron en la escuela primaria “República de Ecuador” en la calle Espinoza 2500, haciendo recorridos por el barrio y realizando pruebas.

La iniciativa incluye una ambulancia y un equipo de salud que realiza búsquedas puerta a puerta de contactos cercanos. El equipo médico a su vez viaja por las zonas seleccionadas.

A cada miembro del hogar entrevistado se le pregunta cómo se siente, si ha tenido síntomas compatibles con la enfermedad (tos, fiebre, pérdida del olfato y del gusto o fatiga) y qué tipo de contacto ha tenido con el caso positivo. Si es necesario, se les llama a la escuela para continuar el procedimiento.

Después de la llegada al centro, se realiza una investigación epidemiológica. También se les interroga sobre sus vínculos y condiciones de vivienda. En base a las respuestas, el trabajador sanitario decide si es necesario continuar con la prueba de frotis.

Los pacientes a ser examinados se colocan en la caravana y una vez completado el procedimiento, la muestra se envía para su análisis. Se mantiene a las personas en aislamiento preventivo hasta que los resultados estén disponibles. Si son positivos, son remitidos de acuerdo con su atención médica y la necesidad de enfermería.

Paralelamente, la Operación Detectar continuará en los distritos 1.11.14, 31, 21.24, 15 , 20 y Carrillo. Hasta este domingo, ya se han tomado 16.678 frotis de los residentes en estas zonas, de los cuales 6.866 (41%) fueron positivos.

Hasta la fecha, el número total de individuos analizados en toda la Operación DetectAR es de 18.844, de los cuales 7.664 (41%) dieron positivo en COVID-19.

JPE