Skip to content

Coronavirus en Santa Fe: se amplían las restricciones por siete días en Rosario y en el sur de la provincia

El gobernador Omar Perotti justificó la decisión por la alta ocupación de camas críticas. El distrito tiene un total de 24.379 infecciones.

Coronavirus en Santa Fe: se amplían las restricciones por siete días en Rosario y en el sur de la provincia

Coronavirus en Santa Fe: se amplían las restricciones por siete días en Rosario y en el sur de la provincia

En medio del creciente número de casos de coronavirus en Santa Fe y las altas tasas de ocupación de camas en algunas zonas de la provincia, el gobernador Omar Perotti anunció el viernes por la tarde que las restricciones impuestas hace dos semanas en cinco departamentos del sur de la zona se ampliarían en siete días: Rosario, San Lorenzo, Caseros, Constitución y General López.

Perotti anunció que en estos lugares los arreglos aplicados desde el sábado 5 de septiembre continuarán por otra semana. Se podrán realizar actividades esenciales, se posibilitará la apertura de tiendas como supermercados y farmacias, así como locales de menos de cien metros cuadrados donde se atenderá al público con puertas abiertas.

Entre las pocas instalaciones nuevas, se han añadido servicios de peluquería, manicura, cosmética y pedicura.

“Pedimos siete días más de esfuerzo para proteger nuestro sistema y nuestro personal de salud. Hay que cuidar las camas que tenemos en Rosario, que es un número pequeño, y hay que cuidarlas”, explicó Perotti. Explicó que en Rosario hay 77 camas de críticos y 377 de generales.

“Tendremos días con números importantes. El número de casos seguirá aumentando. Necesitamos estabilizar el uso de las camas. Depende de nuestro comportamiento”, subrayó el gobernador, que estuvo acompañado por intendentes, líderes comunitarios y legisladores provinciales.

Las medidas fueron nuevamente rechazadas por los sectores económicos, que tendrán que esperar otros siete días antes de que puedan volver a funcionar, se estima que con protocolos estrictos y en muchos casos parcialmente. El Estado ha anunciado una serie de medidas económicas para ellos.

En el sector de la restauración, a pesar de las especulaciones durante la semana sobre la posibilidad de poder servir en zonas al aire libre, seguirán haciéndolo sólo por entrega o con la modalidad de que los clientes puedan recoger el pedido en el local sin poder quedarse allí.

Otras empresas pueden acordar el retiro de las ventas a distancia sin que el cliente entre en el local. Salones de fiesta, piscinas, gimnasios, campos de fútbol y otras actividades aún no están permitidas.

“Quedó claro que, después de tres semanas de cierre, el sector de la restauración no era el punto débil del mecanismo de contagio y demostró ser una actividad segura según los protocolos actuales”, dijo un comunicado de la Asociación Civil de Hostelería de Rosario (Aehgar).

“El número de días de cierre continúa llevando a las empresas al abismo y a la pérdida de puestos de trabajo que aumenta día a día”, advirtió la empresa tras conocer la ampliación de las medidas.

La situación sanitaria en Santa Fe ha sufrido complicaciones en los últimos días, incluso a pesar de las restricciones de 14 días impuestas a los cinco departamentos más complicados del sur de la provincia. En los informes de esta semana, la provincia fue el segundo distrito más frecuente con el mayor número de infecciones durante varios días, sólo detrás de AMBA.

El viernes por la tarde, en el último informe, se reportaron 1.348 nuevos casos desde el comienzo de la pandemia y un total de 24.379 casos con 254 muertes. El jueves se supo que la Ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, dio positivo en Covid-19.

“No podemos negociar sobre el derecho a la salud, y debemos entender que este es un momento en el que debemos cuidarnos a nosotros mismos. ¿Cómo podemos evitar que esto crezca? Siendo respetuosos y cuidando de nosotros mismos. Hay sectores que necesitan trabajar con razón y con temor. Y para eso todos tenemos que cuidarnos. Pensemos en nuestra salud y en la necesidad de trabajar”, exigió el intendente de Rosario, Pablo Javkin, que acompañó a Perotti en los anuncios.