Skip to content

El dibujo viral del padre de Solange Musse y la indignación sobre el caso de Abigail

La artista tucumana Maldita Comadreja retrató la pesadilla de Diego Jiménez, que tuvo que llevar a su hija para entrar en Santiago del Estero. El padre de la joven que murió en Córdoba expresó su solidaridad.

El dibujo viral del padre de Solange Musse y la indignación sobre el caso de Abigail

El dibujo viral del padre de Solange Musse y la indignación sobre el caso de Abigail

El dibujo en la espalda de un padre que lleva a su hija de 12 años en el camino a Santiago del Estero se convirtió en una tendencia y una especie de símbolo. El autor de Tucumán se llama Maldita Comadreja y prefiere no dar entrevistas. “El dibujo debería hablar mejor”, escribió en el Twitter.

En las últimas horas una noticia indignada y llena de rabia: se trata de Diego Jiménez y su hija Milagros Abigail, quienes tienen cáncer y no se les permitió entrar a su provincia de Santiago del Estero desde Tucumán, donde habían sido sometidos a un tratamiento contra el cáncer. ¿Las razones? No tenían los documentos para probar las razones del viaje.

En un video que comprime el pecho, ves a un policía prohibiéndoles la entrada, escuchas un grito claro de Abigail, y luego ves a Jiménez llevando a su hija a cruzar la frontera y atravesar las cincuenta cuadras que los separaban de su casa. Maldita Comadreja inmortalizó este momento en el que Diego camina con su hija con un dibujo lleno de significado, con la frase “Esperanza 5 km”, que se multiplicó e impactó. Tanto es así que el ex presidente Mauricio Macri lo publicó este viernes al mediodía, sin añadir ninguna palabra.

Pablo Musse, a quien no se le permitió entrar en Córdoba para ver a su hija Solange, que sufría de cáncer, hizo un fotomontaje con el dibujo de Maldita Comadreja y la frase que Solange escribió en una carta 48 horas antes de su muerte: “Hasta mi último aliento tengo mis derechos”. Musse se indignó en un diálogo con nuestras fuentes. “La imagen del dibujo lo dice todo, habla de la pereza de nuestros gobernantes, de la ineficiencia total, de la falta de empatía por los humildes”.

Triste y enfadado, Musse dijo que “no hay derechos humanos en Argentina. Donda sigue bromeando con la X y la E como si el lenguaje inclusivo fuera importante… Nadie ha hablado de ningún gobierno, todos los funcionarios son cómplices de las atrocidades que han cometido. En mi opinión, estos son casos de menos humanidad en una democracia, estamos peor que bajo la dictadura, y yo lo he vivido, pero esto es peor. Los señores no dicen nada, ayer (Alberto) Fernández Asado comió en Uruguay, y su esposa Fabiola se vistió como Congelada en el Chaco, mientras que Abigail no pudo entrar en Santiago. Estaba harto de toda esta mierda”.

El dibujo de “Maldita Comadreja” tenía decenas de miles de “me gusta” y “retuits”. La abogada Florencia Arietto escribió: El intendente de Termas (Santiago del Estero) llamó al padre de Abigail para decirle que no fuera a los medios de comunicación porque no quería que el gobernador fuera golpeado. No puedes ir más abajo”. Y Matías Bagnatto, superviviente de la masacre de Flores, twitteó: “El silencio de Donda, Carlotto, Bonafini y las organizaciones de derechos humanos es repugnante. Ante la inexplicable tortura que Abigail y su padre han sufrido, se esconden como ratas.

Muchas celebridades también han comentado en Twitter, como Viviana Canosa: “Son hijos de mil putas. Pedid perdón, criminales”, dijeron Horacio Cabak, Osvaldo Bazán, Laurita Fernández y Fede Bal, quien escribió en su red social: “Me rompe el corazón ver esta triste realidad en la que vivimos. Hoy todos somos Abigail. Esta imagen debería viajar alrededor del mundo. Este es tu país, compártelo con los demás”.

“Mis dibujos son tuyos”, dice Damn Weasel en su firme frase, fomentando la difusión, como hizo con el dibujo de Diego y Abigail: “Espero que llegue a todos los rincones. Basta de esta mierda”.

En las últimas doce horas el número de seguidores de este artista, que tiene un perfil dedicado, ha aumentado en casi mil. Como el otro dibujo de dos ancianos caminando con la bandera argentina a sus espaldas. Son dos pensionistas que han vuelto a perder sus ingresos.

El ilustrador también participó en la protesta final contra el rechazo del gobierno nacional, convocada por varios sectores y grupos, cuyo epicentro fue el obelisco y la Plaza de Mayo de Buenos Aires. “Hoy me voy para poder mirarme en el espejo hasta la próxima marcha”, dijo en su momento.

“Estamos así, aferrados a la esperanza de una oposición unida que nos saque del pozo en el que fuimos arrojados. La clase media estaba indignada, los pensionistas fueron manoseados, la economía fue destruida, y en este contexto Carrió ha estado asediando la estructura de la alianza durante un mes”, dijo vo