Skip to content

Hasta la semana 24: cómo se verán los abortos legales en la ciudad

Después de esa edad gestacional, la práctica sólo puede llevarse a cabo si la vida de la madre está en peligro. Los centros médicos pueden ser objetores de conciencia, pero el Estado debe garantizar el aborto en otros lugares.

Hasta la semana 24: cómo se verán los abortos legales en la ciudad

Hasta la semana 24: cómo se verán los abortos legales en la ciudad

Horacio Rodríguez Larreta no vetó el protocolo nacional de abortos legales -si el embarazo fue causado por una violación o si la vida de la mujer está en peligro- al que se adhirió la legislatura de Buenos Aires, pero limitó su alcance. El jefe de gobierno hizo el anuncio en su cuenta de Facebook el lunes por la noche, subrayando que respetaba “la voluntad” de la legislatura de Buenos Aires, pero que promovería una “serie de medidas complementarias”, entre ellas el Plan A la Par, un programa integral de prevención de embarazos no deseados, el acompañamiento de las mujeres embarazadas y el cuidado de los niños en los primeros meses de vida.

Estas medidas complementarias también abordan dos de las principales críticas hechas por la Iglesia y otros sectores al cumplimiento del protocolo nacional: Limitan la edad gestacional para la práctica del aborto legal y garantizan la objeción de conciencia institucional al servicio militar, es decir, para los centros de salud y no sólo para los médicos. Se establecieron en dos resoluciones publicadas este martes en el Diario Oficial, donde se oficializó al mismo tiempo el cumplimiento del protocolo.

La primera resolución, 1722, establece los pasos a seguir cuando “una persona embarazada se acerca a un centro de salud del sistema público o privado para realizar una consulta sobre el aborto”. También estipula que “la consulta previa será realizada por el equipo multidisciplinario y se informará a la mujer embarazada de las diversas alternativas y programas de acompañamiento, en el marco del cumplimiento del Protocolo”. El Ministerio de Salud afirma que este equipo interdisciplinario debe incluir un especialista en ginecología, un especialista en psicología y un trabajador social.

Si después de esta consulta la mujer embarazada decide continuar el embarazo, “el programa A La Par del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat se encargará de que la persona esté acompañada durante el embarazo, el parto y los primeros meses de vida del niño”. Pero si decide abortar, este es el primer cambio significativo. Hasta la 14ª semana de embarazo y si no hay ninguna condición de riesgo que pueda requerir tratamiento hospitalario, la práctica puede realizarse de forma ambulatoria, por ejemplo en un CESAC. Entre la semana 14 y 24 de embarazo se lleva a cabo en un hospital. Y si la edad gestacional es superior a las 24 semanas, la terminación del embarazo sin penalización sólo puede realizarse si hay un peligro inmediato para la vida de la madre.

“En el año 2019, el 87% de los casos de aborto en la ciudad se realizaron en el primer trimestre de embarazo y el 13% en el segundo”, dijo Rodríguez Larreta en su aporte, quien señaló que esta resolución tiene como objetivo “aclarar los períodos de embarazo logrados por el protocolo de ILE y su relación con los métodos que el sistema de salud determine como más adecuados para cada situación”. Los diferentes métodos de aborto recomendados según la edad gestacional se detallan en el protocolo nacional.

La otra resolución, la 1723, crea el programa de remisión garantizada para respetar “el acceso a la práctica segura y oportuna del aborto mediante la remisión apropiada” al tiempo que crea “un procedimiento para los proveedores de servicios de salud”.

El protocolo nacional permite la objeción de conciencia individual al servicio militar, pero no a nivel institucional. La objeción de conciencia institucional al servicio militar está ahora también garantizada en la ciudad. Los hospitales y sanatorios “cuyos principios básicos, estatutos, misiones o valores reconocidos se basan en una ideología religiosa y/o ética”, a los que “la mayoría de los profesionales son objetores de conciencia”, pueden unirse. Deben dar una conferencia y el Ministerio de Salud los incluirá en este programa.

Si una mujer embarazada solicita la práctica de un aborto en uno de estos centros médicos, los responsables deben “ponerse en contacto con el Ministerio de Salud inmediatamente para que éste garantice la derivación correspondiente, a menos que la persona decida buscar otro proveedor de sus propios recursos”. La remisión debe ser hecha por el Ministerio, y si el solicitante está cubierto por la seguridad social o ha pagado por adelantado, puede hacerse en otra clínica del proveedor. “El centro debe proporcionar información, y el Ministerio ofrecerá las diferentes alternativas de remisión y decidirá caso por caso”, dijo el Ministerio de Salud. Aún no se sabe cuándo se abrirá el registro de clínicas y sanatorios.

La adhesión de la ciudad al protocolo nacional, aprobado por la legislatura de Buenos Aires el 16 de julio, fue inmediatamente rechazada por la iglesia. “Duele y duele que en medio de un contagio mortal (por Covid-19), donde tantos agentes de salud y funcionarios clave están exponiendo y arriesgando sus vidas para salvar las vidas de sus semejantes, los legisladores vean la oportunidad de avanzar en una ley que ciertamente no ‘honra la vida’ como nos gusta oír y cantar a los porteños”, dijo el Arzobispo de Buenos Aires en una declaración titulada “La vida siempre es digna”. Los obispos de todo el país apoyaron la posición de su homólogo de Buenos Aires, Mario Poli, a través de una declaración de la Conferencia Episcopal. Además, 700 instituciones médicas, jurídicas y sociales -entre ellas las Academias de Derecho y Medicina y los sanatorios Mater Dei, Clínica del Sol, Bazterrica y Santa Isabel- habían solicitado a Rodríguez Larreta el veto para ser miembro.

El jefe de gobierno de Buenos Aires destacó en su contribución que “respeta profundamente las opiniones de todos y por supuesto la separación republicana de poderes”, pero también admitió que “siempre he sido muy claro en mi posición personal sobre el aborto: Creo que hay vida desde la concepción, y creo que hay que hacer todo lo posible para proteger esa vida. Es en este sentido que las otras dos medidas que anunció son: Además del lanzamiento del Plan A la Par, en el que se comprometió a garantizar el acceso a la anticoncepción y a los controles de embarazo puerta a puerta en los barrios populares, prometió profundizar en los cambios para acelerar y simplificar las adopciones.

ALS