Skip to content

Incendios en Córdoba: el fuego no da tregua y se espera otro día con fuertes vientos que complican el trabajo

Hay tres puntos activos y las condiciones climáticas hacen más arduo el trabajo de los bomberos.

Incendios en Córdoba: el fuego no da tregua y se espera otro día con fuertes vientos que complican el trabajo

Incendios en Córdoba: el fuego no da tregua y se espera otro día con fuertes vientos que complican el trabajo

El fuego no da tregua en las sierras de Córdoba, que ya han pasado por 10 días de dura lucha con poca y ninguna ayuda de la naturaleza. Este miércoles, más de 300 bomberos voluntarios continuaron luchando contra tres grandes incendios forestales que operaban en diferentes áreas, según informaron fuentes de la provincia, en un día en el que se prevén fuertes vientos y altas temperaturas.

En las primeras horas de la mañana, 10 aviones de bomberos nacionales y provinciales y dos helicópteros se sumaron a la fuerza de bomberos, proporcionando apoyo aéreo a las tropas en tierra disparando hasta 3.200 litros de agua para llevar humedad a las zonas donde se producen los incendios.

En La Cumbre hay 120 bomberos de diferentes estaciones de bomberos de la zona, trabajando en un sector que incluye municipios y localidades como Pampa de Olaen, Characato, Oro Grueso, Negro Huasi, Estancia Primavera y La Población.

Cerca de Alta Gracia, 80 tropas están distribuidas en las tierras de Potrerillo de Larreta, el campo de Barrandegui, el estado de Tiro y la cantera de Carnelutti. Los incendios producen humo y cenizas que se pueden ver desde algunos sectores de la capital provincial.

Al sur de Córdoba se encuentra la región montañosa de Alpa Corral, donde hace dos días se produjo un incendio que destruyó a 120 bomberos en Piedra Bola, Villa El Chacay y Las Albahacas.

Se espera que el viento gire gradualmente hacia el sur y aumente, alcanzando velocidades de entre 35 y 55 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora, informó la provincia, mientras que se espera una temperatura máxima de 37 grados, sin que se prevea lluvia en los próximos días.

“Fue un trabajo duro y complicado. La meteorología es muy compleja. Uno de los aviones hidrantes despegó del Aeroclub y es muy difícil de volar. Obviamente la decisión de volar depende de cada uno de los pilotos”, dijo Diego Concha, director de la defensa civil de la provincia, sobre lo que pasó el martes.

Desde que comenzó el fuego, las llamas ya han consumido más de 30.000 hectáreas, y la situación empeora día a día a medida que deja de llover.

Con información de Télam.

JPE

Incendios de Córdoba: un panorama difícil, con tres erupciones activas y sin control