Skip to content

Jujuy: con una nueva marcha, los habitantes de Palpalá exigieron justicia por los cuatro feminicidios ocurridos en septiembre

La provincia tiene la tasa más alta de delitos contra la mujer en el país.

Jujuy: con una nueva marcha, los habitantes de Palpalá exigieron justicia por los cuatro feminicidios ocurridos en septiembre

Jujuy: con una nueva marcha, los habitantes de Palpalá exigieron justicia por los cuatro feminicidios ocurridos en septiembre

Familiares, amigos y vecinos de las dos jóvenes asesinadas en la ciudad de Palpalá en los últimos días marcharon por las calles de Palpalá, Jujuy, este martes, exigiendo justicia para las víctimas del feminicidio y reclamando “que ningún caso quede impune”.

La movilización comenzó alrededor de las 18:30 horas y llegó a una rotonda en la entrada de la ciudad mencionada, donde se colocaron velas después de las 20 horas en memoria de Iara Rueda (16), Gabriela Cruz (24), Roxana Mazala (32) y Cesia Reinaga (20), las cuatro mujeres asesinadas en la provincia en septiembre.

“Deja de matarnos”, “Ni uno menos” y “Vivas nos queremos”, son algunas de las expresiones que aparecieron en los carteles levantados.

La columna de habitantes de la ciudad y miembros de organizaciones feministas y políticas fue liderada por los padres de Rueda, la adolescente que desapareció durante cinco días y fue encontrada medio enterrada en un páramo urbano.

“Queremos asegurarnos de que no haya impunidad. Les pedimos que sigan apoyándonos y que haya justicia”, dijo el padre de Iara, Juan José Rueda, añadiendo que también estaban preguntando por otros desaparecidos.

También pidió “que empiecen a trabajar y hacer lo que necesitan hacer. Basta de protocolos. Los que no quieren trabajar deben irse a casa” y pedir una acción más eficiente por parte del estado y el sistema de justicia provincial.

En el camino, la marcha se detuvo frente a un mural pintado en una tienda donde trabajan los padres de Iara. Un artista de la ciudad pintó un retrato de la adolescente, dejando una frase que, según su madre, había hecho suya al rendir homenaje al cuadro entre lágrimas y mucho dolor, asegurando que siempre estaría allí.

Además de reclamar justicia para las cuatro mujeres recientemente asesinadas en Jujuy, se recordó a Katherine Vilte Mamaní (16), una adolescente que fue asesinada en la misma ciudad en 2011. “Hasta el día de hoy no sabemos nada de lo que pasó”, dijo la madre, visiblemente conmovida.

también fue llamado para las personas cuyo paradero ha sido desconocido por mucho tiempo, incluyendo a Rosalía Quiroga, quien ha estado desaparecida desde 2014, y Leandro Bravo, quien desapareció hace un año.

Según el Consejo de la Mujer de Jujuy, hasta el momento se han registrado ocho feminicidios en la provincia en 2020, cuatro de ellos entre el 8 de septiembre y el 1º de octubre, la mayoría de ellos en medio de denuncias de desapariciones.

Jujuy ya ha duplicado el número de delitos contra la mujer que registró en 2019 y es considerada nuevamente la provincia con la mayor tasa de feminicidios del país, según un reciente informe de la organización Mumalá.

La semana pasada, los legisladores de Jujuy aprobaron una ley provincial sobre la desaparición de mujeres, niñas y personas de la diversidad, creando una comisión permanente para tratar el tema.

Sin embargo, un gran sector está cuestionando la eficacia de esta legislación. Entre otras objeciones, afirman que las funciones del comité ya están previstas en otros órganos existentes.

También afirmaron que la sanción “explícita” no contaba con el consenso de todos los bloques legislativos y que el comité creado por la ley omitía las organizaciones especializadas en la lucha contra la violencia de género.

“Esta es una respuesta burocrática que carece de capacidad operativa”, decía una carta pública publicada el sábado pasado.

Con información de Télam