Skip to content

Las definiciones se posponen para volver a las clases presenciales

En la reunión de los Ministros de Educación, no se presentó el índice epidemiológico que permite el regreso a clases. El gobierno prefirió discutirlo con los equipos de salud de cada una de las provincias.

Las definiciones se posponen para volver a las clases presenciales

Las definiciones se posponen para volver a las clases presenciales

Las expectativas de las familias que esperan definiciones para volver a la escuela tendrán que soportar otra frustración. En la reunión de ministros de educación que se está celebrando, no se tomará ninguna nueva decisión sobre los progresos en la reconexión de los estudiantes con sus escuelas.

Los ministros de educación acudieron a la reunión virtual con la idea de escuchar los “indicadores epidemiológicos objetivos” que permitirán establecer gradualmente clases en ciudades de más de 500.000 habitantes. Una especie de “semáforo epidemiológico” que indicará cuando estas ciudades tienen un riesgo alto, medio o bajo de abrir sus aulas.

Resulta, sin embargo, que estos indicadores -propuestos por la experta en enfermedades infecciosas, Ángela Gentile- iban a ser presentados por el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien decidió posponer el informe hasta una nueva reunión, que tendría lugar mañana miércoles a las 15 horas, con los equipos de salud de cada provincia.

La idea ahora es que no habrá un solo indicador epidemiológico para todo el país, sino uno para cada provincia, de acuerdo con la realidad de cada distrito.

Al mismo tiempo, las autoridades educativas decidieron posponer los cambios en el protocolo hasta el jueves, una vez definidos los indicadores. Lo que sucede es que el protocolo actual establece que sólo los lugares con “poca o ninguna circulación de virus” pueden volver al aula. Esto tuvo que ser cambiado para preparar el camino para algún tipo de participación.

Sin embargo, como no hubo progreso en los indicadores epidemiológicos, el Ministerio de Educación decidió posponer estos cambios hasta la reunión del jueves del Consejo Federal de Educación. En otras palabras, hasta ese momento no habrá noticias sobre el posible regreso a algún tipo de presencia.

Aunque las expectativas eran altas para la reunión de ministros del martes, todo terminó con una larga presentación de la Ministra González García sobre la situación epidemiológica del país, a la que se añadió la descripción de la situación en cada una de las provincias.

“Fue una pérdida de tiempo, no se tomó ninguna decisión. Ni siquiera enviaron un documento por adelantado para leer, todo fue muy improvisado”, se quejaron algunos de los participantes en la reunión.

El Ministerio de Educación de la Nación vino a la reunión este martes con dos líneas de trabajo u objetivos principales. Por una parte, la realización de actividades “extraescolares” que permitan la reinserción de los alumnos con más problemas educativos y de los que terminan la enseñanza primaria y secundaria.

Por otra parte, la creación de un “indicador epidemiológico objetivo” que permita informar a las autoridades de las ciudades de más de 500 mil habitantes sobre los riesgos de volver a los cursos presenciales. La idea era que este indicador actuara como una especie de “semáforo” que indicara a los gobernadores y intendentes cuándo podían ascender en el retorno progresivo y escalonado a las clases presenciales.

Una vez que estos borradores han sido presentados, debería ser responsabilidad de los gobernadores de distrito decidir qué medidas desean tomar en sus distritos.

En el medio hubo una discusión con la ciudad, que había presentado su propia propuesta – con actas – para volver a conectar a los 6.500 estudiantes que se encontraron que habían perdido su conexión educativa con la educación. Primero en los “espacios digitales” dentro de las escuelas, luego en las plazas al aire libre, junto a los graduados de la escuela primaria y secundaria. Ambas propuestas fueron rechazadas por las autoridades nacionales.

La última propuesta fue establecer clases de apoyo en los patios de las escuelas, y sólo para aquellos niños que habían perdido su conexión con la escuela. Nunca hubo una respuesta nacional a esta propuesta. Ahora todo ha sido pospuesto, al menos hasta el jueves.