Skip to content

Llevó a un hombre de 96 años en su auto al hospital porque la ambulancia no venía…

El hombre estaba sentado en una silla en la acera esperando ayuda. Su vecino de 18 años, que le ayudó, contó la historia en Twitter

Llevó a un hombre de 96 años en su auto al hospital porque la ambulancia no venía...

Llevó a un hombre de 96 años en su auto al hospital porque la ambulancia no venía...

La foto muestra a un anciano sentado en una silla en la acera de un barrio de Bahía Blanca. No había huido de la confusión interna de su casa para disfrutar del aire de la primavera. Salió a esperar una ambulancia que lo llevara a un hospital que no sabía si podría volver.

La noche anterior, un servicio de emergencia ya había ido a la casa de Uberto, 96, que vive solo en el barrio de Santa Margarita, a 30 cuadras del centro de Bahía. Le dijo a los médicos que llevaba varios días con un malestar general.

Después de tomarle la presión y la temperatura, le dijeron que se acostara y lo dejaron en casa. El viernes el hombre se sintió enfermo otra vez. Llamó de nuevo al número de emergencia 107, cerró la puerta de su casa, tomó su periódico y se sentó a esperar.

Allí, Tomás, un vecino suyo de 18 años, lo vio y le dijo lo que faltaba. El joven quiso involucrarse para acelerar la llegada de la ayuda, pero encontró obstáculos que le hicieron actuar y pedir ayuda a través de Twitter.

“Sabe que no volverá, pero lo peor es que nadie lo busca directamente, lo esperan a morir y es un número más”, escribió indignado en esta red social.

“Un supuesto doctor le hace mil preguntas que no puede responder porque está cansado, y le entregan la papa quemada de mano en mano para no enviar a nadie. Por favor, que alguien se encargue de ello, nadie va a venir”, describió el joven.  Dijo que el hombre tenía “síntomas de Covid” y que nunca se había quejado de su salud.

“Dejas que una persona con síntomas muera en la calle y nadie lo cuida”, se quejó de nuevo. Dijo que un paramédico que vive en el vecindario se le acercó y le dijo que era inútil esperar, así que se puso dos barbijos y guantes y decidió llevarlo en el coche familiar.

“Me vestí de paramédico y lo cargué, lo entregué y me bajé del auto a la estación porque no venía ninguna ambulancia, en la estación lo dejé solo y lo acompañé hasta que me encontré con un paramédico que le habló mal y me dijo que tuviera paciencia porque tenía 96 años”, dijo. El hombre había sido admitido en el Hospital Felipe Glasman de la Asociación Médica.

“Espero que lo traten bien, y lo peor es que me dijeron que esto le pasa a todos los ancianos, no es un caso aislado, lo hacen a TODOS los ancianos que tienen un mínimo de quejas”, twitteó Tomás. “Hay muchos que mueren en casa, solos y en la agonía de no recibir ni siquiera un diagnóstico antes de morir”, añadió.

El servicio de emergencias médicas local S.I.E.M.P.R.E. dijo a nuestras fuentes que no se recibió ninguna atención de emergencia en el pabellón que funciona como SAME. El número 107, que maneja las llamadas y las derivaciones según su gravedad, no dio ninguna explicación. Tampoco lo hizo el PAMI.

Uberto pasó la noche en el hospital y regresó a casa el sábado por la mañana temprano, como el mismo Tomás reveló.  “No le encontraron nada, le ayudamos a entrar en la casa con los paramédicos y le ayudaremos con algunas tareas domésticas para que pueda descansar”, continuó el joven en Twitter.

Varios usuarios expresaron su indignación por lo que el joven, cuyos seguidores crecieron en pocas horas, publicó. Algunos relacionaron el caso con los sucesos de Santiago del Estero, con el hombre que tuvo que cargar a su hija y caminar 5 kilómetros para llegar a la provincia y hacer que la cuidaran.