Skip to content

Mientras que la Nación no responde por el regreso a las clases presenciales, la Ciudad reunió a cien estudiantes en un centro deportivo

Con los protocolos, este miércoles estableció un "espacio de re-ligazón" en Parque Patricios y planea agregar más en otros barrios. Qué estudiantes fueron y qué hicieron.

Mientras que la Nación no responde por el regreso a las clases presenciales, la Ciudad reunió a cien estudiantes en un centro deportivo

Mientras que la Nación no responde por el regreso a las clases presenciales, la Ciudad reunió a cien estudiantes en un centro deportivo

Mientras la definición de la educación nacional sigue postergándose tras el regreso de las clases presenciales, el Ministerio de Educación de Buenos Aires instaló este miércoles una sala de reuniones en el polideportivo de Parque Patricios, a la que asistieron un centenar de alumnos. Según el ministerio, continuarán añadiendo varios centros en los barrios en un intento de reconectar a los 6.500 estudiantes con las dificultades que han identificado.

Los chicos y chicas, todos residentes en la zona, llegaron al complejo ubicado frente a la sede del gobierno de Buenos Aires alrededor de las 9 de la mañana. Allí fueron recibidos por los promotores del programa “Decí Presente”, a través del cual la Educación de Ciudad había relevado a los estudiantes que habían perdido su conexión con la escuela y registrado sus casas.

Según los voceros de nuestras fuentes, “no había maestros ni contenidos educativos”. Era “una actividad social” en la que trataban de “escuchar a los niños, hacer todo lo posible para que volvieran a estar en contacto, organizarlos en sus estudios y permitirles hacer contactos sociales”. No se dictó ningún contenido, subrayaron, pero “el propósito es recuperar el interés por la escuela y volver a la rutina”. En el caso de los estudiantes que expresaron problemas de conectividad para participar en las clases virtuales, se les ofreció tomar prestadas las computadoras del plan Sarmiento.

Cerca de cien estudiantes de diferentes grados y escuelas participaron, muchos de ellos del quinto y primer año de la escuela media. Se dividieron en grupos de 10 a 15 niños con distancia social, que tenían alrededor de una hora y media de actividad. La idea es que vuelvan mañana y en los días siguientes para que se desarrolle el hábito de participar en este “espacio de reencuentro”, como lo llamó el Ministerio, hasta que las clases presenciales puedan volver a los patios, como el último pedido de la ciudad a la nación que aún no ha sido contestado.

Cuando este periódico preguntó si esta actividad, en medio de largas negociaciones en el Consejo Federal de Educación, no podía leerse como una respuesta directa al ministerio comandado por Nicolás Trotta, señalaron que “nada de lo que hacemos no está autorizado por el decreto”, refiriéndose a las disposiciones nacionales sobre la suspensión de las clases de asistencia. “Para abrir escuelas y dar lecciones con los profesores, tenemos que pedir permiso a la nación, pero esto es una actividad social”, dijeron. Y agregaron que la Provincia de Buenos Aires también propuso comenzar a restablecer la presencia de los maestros.

“Está claro que lo mejor sería poder dar clases de apoyo en las escuelas con los profesores. Hemos presentado el protocolo para hacer posible los tribunales, pero todavía estamos esperando la respuesta. Durante nuestros recorridos preguntamos a los estudiantes qué harían si hubiera un caso en el que pudieran volver a conectarse, y su respuesta fue positiva. Por eso hemos preparado estas habitaciones, para contenerlas de alguna manera”, dijeron.

Educación no proporcionó información sobre el número total de estudiantes que podrán participar en este caso del “Decí Presente”, pero esperaban construir más centros deportivos públicos en diferentes barrios para atraer a los estudiantes de la zona.

QUE