Skip to content

“No con los niños”, la carta que Soledad Acuña envió a los profesores para aclarar sus declaraciones

Lo envió esta tarde y es en respuesta a la controversia que se generó esta semana. Ratifica firmemente que las aulas no son espacio para la "militancia del partido".

"No con los niños", la carta que Soledad Acuña envió a los profesores para aclarar sus declaraciones

La Ministra de Educación de Buenos Aires, Soledad Acuña, acaba de enviar una carta a los maestros del distrito con la intención de aclarar las declaraciones que hizo durante una videoconferencia con el diputado Fernando Iglesias, que han causado una gran controversia esta semana.

Uno de los conceptos que más discusión suscitó durante esta conversación fue la crítica a los maestros que “eligen a los militares en lugar de enseñar” y el llamado a los padres a “denunciar” situaciones de “adoctrinamiento” en las aulas. En la carta de hoy, Acuña reafirma fuertemente esta idea.

“Sé, y lo hemos discutido tantas veces, que defendemos el aula como un lugar de formación, aprendizaje y reflexión en un ambiente donde se respetan todas las ideas y creencias, sin militancia política partidista. No por ninguna parte. También sabemos que algunos líderes abusan de su papel de maestros y eligen adoctrinar en lugar de enseñar a pensar. Si hay que aclarar esto, me mantengo firme: no con los niños”, dice a los profesores.

Otros puntos de las declaraciones conocidas de esta semana que han provocado controversia se refieren a la formación de los profesores y en particular a la descripción del perfil de las personas que eligen la profesión. Acuña había dicho que cada vez hay más personas mayores que eligen la carrera de maestro como tercera o cuarta opción después de fracasar en otras profesiones. Y que provienen de los sectores socioeconómicos más bajos.

“Como saben, la capacitación de los maestros fue y es nuestra prioridad. Por esta razón, en los últimos años hemos aumentado el número de horas de formación continua de 20 a 100 por año. Al mismo tiempo, más de 20.000 de ustedes participan en la formación in situ cada año. Seguiremos en el camino que hemos elegido y apoyaremos las continuas mejoras en la carrera”, dice la carta, que ahora llega a los buzones de los profesores en Buenos Aires.

Y luego aclara el tema de los perfiles de los maestros. “Hay datos sobre la realidad que no estoy ocultando y trabajando para transformarla: Según la encuesta realizada en mayo de este año a los nuevos maestros de la ciudad, sólo el 14% lo hace después de terminar la escuela secundaria, mientras que el 52% tiene una carrera educativa más temprana. Casi el 50% trabaja mientras estudia, y tarda un promedio de 7 años en graduarse. Se dispone de datos similares para el resto del país en el informe sobre las evaluaciones de Enseñar preparado por el Ministerio de Educación.

“Los números son difíciles, incómodos, todos los conocemos y podemos verlos en nuestra vida diaria, en diferentes situaciones, más allá de los números. Son realidades de las que hablamos cada vez que nos reunimos y de las que todavía nos debemos un profundo debate con todos los sectores”, añade, añadiendo que el compromiso de su liderazgo es apoyar a los maestros y “acompañarlos a todos en su formación y capacitación para que puedan llevar a cabo sus tareas con los conocimientos y herramientas profesionales adecuados”.

“El establecimiento de la universidad de la ciudad y el trabajo de los procesos de evaluación y mejora con los institutos de formación de profesores son una parte importante de esta decisión”, dice.

Aunque la conversación entre Acuña e Iglesias tuvo lugar a principios de mes, el video comenzó a circular este lunes por la mañana y causó una gran controversia, primero en las redes sociales y luego en los medios de comunicación.

Después de la visibilidad de la controversia, los líderes del gobierno y de los sindicatos de maestros como Roberto Baradel pidieron a la Ministra Acuña que “se disculpe con los maestros” y también que renuncie.

El Ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta dijo que las declaraciones de Acuña eran “extremadamente injustas y contradictorias, en un momento en que todo el personal docente ha mostrado un enorme compromiso en un año excepcional.