Skip to content

Se denuncia la ayuda del INAI a los mapuches de El Foyel: comida e incluso un teléfono satelital

En el pueblo de Río Negro indican que vieron dos camionetas blancas llevando comida y agua al sector. La familia Soriani se aferra a una casa en el campo.

Se denuncia la ayuda del INAI a los mapuches de El Foyel: comida e incluso un teléfono satelital

Se denuncia la ayuda del INAI a los mapuches de El Foyel: comida e incluso un teléfono satelital

Los aproximadamente 50 mapuches que viven en un campo de casi 400 hectáreas en El Foyel, a 80 kilómetros de Bariloche, recibirían apoyo logístico del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), dirigido por la ex senadora Magdalena Odarda, para mantenerse.

Según los hallazgos de nuestras fuentes, los usurpadores incluso tienen un teléfono satelital que utilizan para comunicarse.

Fuentes de la comunidad indican que han observado vehículos que transportan alimentos al sector en manos del desván Gallardo Calfú. “Se vieron dos camionetas blancas llevando comida y agua a los habitantes de El Foyel”, dijo una voz cerca del intendente Bruno Pogliano a nuestras fuentes.

Los rumores apuntan al segundo comandante de Odarda, Luis Pilquiman, que tiene una familia numerosa en El Bolsón. El funcionario es el tío de Lucas Naiman Pilquiman, también conocido como el testigo E en el caso de Maldonado. El joven fue la última persona que vio al artesano ahogado vivo el 1 de agosto de 2017, en el río Chubut, dentro de la tripulación en Kushamen.

“Para que 40, 50 personas estén en un campamento, debe haber una importante logística detrás de ellos, la comida se está acabando rápidamente, alguien está recaudando el dinero, y aquí sabes que es Pilquiman y su gente”, dice un empresario local. “Es una forma de llevar más lejos la reivindicación de Mascardi, de iluminar una nueva área de conflicto”, reflexiona la fuente con un profundo conocimiento del problema mapuche.

Pilquiman fue culpado por la violenta toma de Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche. Los miembros del Lafken Winkul Mapu entraron ilegalmente en dos propiedades del Parque Nacional Nahuel Huapi en noviembre de 2017. En los últimos tres años, se extendieron a la propiedad privada por un total de unas 30 hectáreas.

nuestras fuentes trató de contactar con Odarda, pero no hubo respuesta de ella.

Fuentes del Ministerio de Seguridad Nacional, encabezadas por Sabina Frederic, le dicen a este periódico que es un asunto “provincial” y que no están involucrados. “No nos vamos a involucrar”, dice un funcionario cercano al ministro.

Desde el ático, sin embargo, ya han dejado claro que hay 10 hermanos y sobrinos entre los residentes. La mayoría de ellos han sido alojados en tiendas de campaña a la entrada del territorio para asegurar el suministro de alimentos.

La Gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, criticó la actuación del INAI, señalando a Odarda y Pilquiman, donde les recordó que su participación en la adquisición de Mascardi ha sido comprobada.

“Hay apoyo (de Odarda) en la zona de Río Negro, y esto exacerba el conflicto aquí, hay una mirada presumida y en algunos casos una ayuda muy concreta. El Sr. Pilquiman fue interceptado durante el transporte de personas y alimentos (a Mascardi). Esa es la razón por la que Río Negro está en el ojo de la tormenta. ¿Por qué no ocurre esto en estas provincias? Porque tenemos un funcionario que conoce las posibilidades y los actores locales de Río Negro”, dijo el gobernador en una entrevista con Jorge Lanata.

Machi Betiana Colhuan, quien lidera el conflicto en Mascardi, dijo en una entrevista reciente que su lof debería servir de impulso para que otras comunidades mapuches lleven a cabo acciones similares en el resto de la Patagonia.

“Alentamos a las otras comunidades en sus territorios a recuperar el estado, los parques nacionales, Benetton y los grandes empresarios”, advirtió Machi, quien tiene conexiones con Pilquiman y Odarda.

Los propietarios de la tierra de El Foyel, la familia Soriani, tienen serias dificultades para salir de la casa donde se resisten a la usurpación. “¡Están mejor que nosotros! Pueden conseguir ayuda porque tienen ingresos en el país y nosotros estamos bloqueados aquí”, dijo Martín Soriani a nuestras fuentes.

“Pero no nos iremos, eso significaría que perderíamos todas nuestras cosas y todo nuestro trabajo. Resistiremos y continuaremos hasta que la justicia diga algo, y si no, esperaremos”, añade.

Mientras los mapuches mantienen el “asedio”, los sorianos denuncian que también se les impide desarrollar las actividades agrícolas con las que se ganan la vida. “No podemos trabajar, no podemos hacer nada”, añade.

Los miembros de la comunidad de Lof Gallardo Calfu bloquean el acceso principal al campo e impiden la llegada de amigos y vecinos que han sido convocados para vigilar la zona.

“No los dejan pasar y no logran llegar hasta aquí. La policía de Río Negro está vigilando las entradas y asegurándose de que no haya interferencias”, dijo Soriani. “No podemos salir, no necesitamos nada por ahora, tenemos comida para varios días, entonces no sé qué puede pasar”, dijo preocupado.

Los Soriani entregaron los títulos de propiedad y los planos de las tierras al fiscal Francisco Arrien de El Bolsón. El funcionario esperaba que los miembros del desván Gallardo Calfú hicieran lo mismo. “Estoy seguro de que no tienen documentos”, advirtió Soriani.

Carreras tomó una posición contra la nueva adquisición. “Debe quedar claro que esto es un crimen”, dijo el presidente. También aludió a “las pacíficas comunidades indígenas que trabajan por el bien del pueblo”, según un informe de la prensa provincial que repetía conceptos de la entrevista radiofónica.

“(Los Soriani) tienen el título de propiedad porque han pagado durante años por esta tierra, que es de origen fiscal, y han trabajado duro para promover su producción. Son una familia emprendedora, una de las que queremos en nuestra región porque nos ayudan a avanzar. Son buenas personas que están comprometidas con el desarrollo de la Patagonia”, dijo.

“La reivindicación de la tierra se confunde con estos hechos, que se basan en debates ideológicos. No tenemos ninguna confrontación con los pueblos indígenas. Por el contrario, trabajamos constantemente con comunidades pacíficas, ayudándolas y desarrollándolas. Es muy triste que una comunidad indígena que trabaja por el bien de su propio pueblo se confunda con un grupo de personas que cometen este tipo de delito”, dijo.

“Caminamos con la ley en nuestras manos Estas personas son, en efecto,… Para garantizar el estado de derecho, los actores de este estado deben seguir los pasos judiciales. Este es, nos guste o no, nuestro deber, y son los derechos los que ayudan a la sociedad a demostrar que hay garantías legales y que no hay abusos”, concluyó.

Los representantes de la Lof afirman que Miguel Soriani, el padre de Marcos, traicionó a Sixto Gallardo Calfú en 1980 y se hizo cargo del campo. La ocupación es liderada por Blanca Gallardo, la hija de Sixto.