Skip to content

Un adolescente de Córdoba, el mejor del mundo en un examen de la Universidad de Cambridge

Justina Bossa Ribba tiene 16 años y obtuvo la mayor puntuación en la evaluación del inglés como segunda lengua.

Un adolescente de Córdoba, el mejor del mundo en un examen de la Universidad de Cambridge

Un adolescente de Córdoba, el mejor del mundo en un examen de la Universidad de Cambridge

“Lo mejor del mundo”. Justina Bossa Ribba, de Córdoba, tiene sólo 16 años, pero podrá añadir este hecho a un currículum que ni siquiera ha empezado a crear. La chica, estudiante de la Escuela Mark Twain, recibió la mejor nota entre todos los estudiantes del mundo que participaron en una evaluación de la prestigiosa Universidad de Cambridge.

Justina obtuvo el puntaje más alto en los exámenes de la institución británica de “Inglés como Segunda Lengua”. “Todavía no podemos creerlo. Cuando la directora me llamó, todos en mi familia empezaron a llorar, y hasta el día de hoy no caemos en la trampa”, dijo Justina a la Voz del Interior.

La niña está estudiando en un colegio bilingüe en la capital Córdoba y, como miles de otros estudiantes, ha hecho estos exámenes, que prueban sus conocimientos en varias materias en inglés cada año. En Argentina, 90 escuelas participan en este tipo de evaluación, que también premia la mejor nota de cada país y la mejor del mundo.

“En todos estos años, nuestros estudiantes han recibido muchos premios en la Categoría Superior en Argentina, lo cual es una gran distinción. Este año es la primera vez que un estudiante de nuestra institución recibe el premio Top in the World”, dijo Pamela French, Directora de Mark Twain, que ha estado llevando a cabo estas evaluaciones desde 1997.

Justina, que quiere estudiar biotecnología en el extranjero después de graduarse de la escuela secundaria, dice que está muy familiarizada con el idioma desde que entró en la escuela. Y dice que para estos exámenes tuvo que tomar materias en inglés, como matemáticas, biología, historia, artes plásticas e incluso español.

“Te dan un plan de estudios que debes seguir y estudias estas materias, todo en inglés. En la escuela no es obligatorio, pero todos lo hacemos. Si nos ayudas a hacerlo, todos tendremos una oportunidad”, dice. La evaluación -que se hizo personalmente el año pasado- es tan estricta que los estudiantes no pueden hablar de ella hasta 48 horas después de hacerla, porque la prueba se hace en momentos diferentes en distintos países, lo que minimiza el riesgo de fugas.

“Aprendí y presté atención en clase, pero fue una sorpresa porque no pasé todo el tiempo en ella”, dice Justina, para quien “el inglés es el idioma dominante en el mundo y conocer el idioma y poder manejarlo abre muchas oportunidades”.

AS