Skip to content

“Un Sol para los Chicos”: Una oportunidad para reafirmar el compromiso con los niños

Seis meses después del brote del virus y en el marco de "Un Sol para los Chicos", el UNICEF busca la colaboración para sostener las consecuencias de la pandemia.

"Un Sol para los Chicos": Una oportunidad para reafirmar el compromiso con los niños

Desde la puesta en marcha del plan de respuesta COVID-19, el UNICEF ha llevado a cabo acciones específicas para proteger a los niños y jóvenes más vulnerables de nuestro país, para que no se enfermen, tengan acceso a una alimentación adecuada, continúen sus estudios y no estén expuestos a la violencia y el abuso domésticos.

Se han hecho grandes esfuerzos en las áreas de salud, nutrición, educación y protección para definir acciones prioritarias en vista de la emergencia. Se han realizado importantes progresos junto con el gobierno y las organizaciones sociales, lo que demuestra la capacidad de la Agencia para responder a crisis sanitarias como la que vive el mundo en la actualidad.

Protección para los equipos de salud

Según la segunda encuesta sobre las percepciones y actitudes del público, el impacto de la pandemia y las acciones del gobierno en la vida cotidiana de los niños y adolescentes, realizada por el UNICEF. El 28% de las familias argentinas con niños y adolescentes no se han sometido a un examen médico y a la vacunación de sus hijos en los últimos meses como parte del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y tenían miedo de contraer la COVID-19 al ingresar en el hospital.

Para el UNICEF, por lo tanto, se hizo esencial fortalecer la capacidad de respuesta a la contingencia del coronavirus, y se donaron más de 180.000 equipos de protección personal (barbijos de seguridad, correas de barbilla N95, correas de barbilla ordinarias y termómetros de distancia), distribuidos por el Ministerio de Salud a 15 hospitales en todo el país, que llegaron a más de 1.800 profesionales de la salud. Además, se compraron 10 extractores de leche para las clínicas de maternidad de varias provincias y 10 concentradores de oxígeno.

Mantener la educación, siempre

El impacto de la pandemia también afecta el derecho a la educación. Según los datos de la misma encuesta, el 27% de los jóvenes que respondieron a la encuesta temen no poder ponerse al día con su escolaridad cuando regresen a la escuela.

El UNICEF, ha apoyado a las escuelas de las zonas rurales y urbanas de nuestro país a través de dos proyectos educativos innovadores: “Escuelas secundarias rurales mediadas por la tecnología” y “Nueva escuela para adolescentes PLaNEA”.

Desde la emergencia, se han desarrollado estrategias específicas para apoyar estos proyectos para que los estudiantes, sus profesores y equipos técnicos puedan continuar enseñando y aprendiendo a través de plataformas digitales o contenidos impresos, incluso donde no hay conexión a Internet.

Más de 6.000 estudiantes de 120 instituciones educativas de zonas rurales y urbanas recibieron folletos que les permitieron seguir aprendiendo desde casa durante la pandemia. Estos materiales facilitan el aprendizaje a distancia hasta que se restablezca el regreso oficial al aula.

Alimentos e higiene para familias en riesgo

Hoy en día, más de 2,6 millones de hogares tienen un ingreso menor por concepto de trabajo como resultado de la pandemia Esto ha llevado a un aumento en el número de familias que visitan las cocinas comunales, afectando el derecho a una alimentación sana y variada para miles de niños y jóvenes

En respuesta a este problema, el UNICEF está trabajando con organizaciones sociales para asegurar el acceso a alimentos que satisfagan las necesidades nutricionales de los niños. También acompaña esta acción proporcionando elementos de higiene e información sobre la prevención de COVID-19 , pautas nutricionales, prevención de la violencia contra las mujeres, los niños y los adolescentes y prácticas educativas no violentas y sensibles al género.

En la primera fase del plan de respuesta COVID-19, más de 30.000 niños de comunidades vulnerables de todo el país recibieron sus comidas diarias. La segunda fase de este programa continuará en los próximos meses: Además de proporcionar alimentos más sanos e información, se prevé acompañar las actividades en los barrios y estudiar las percepciones de las familias a fin de seguir prestando una asistencia adecuada en este contexto. Por último, se hará especial hincapié en la protección de los niños con discapacidades mediante la formación de representantes de organizaciones que trabajan en las comunidades.

Apoyo a hogares de convivencia en todo el país

En Argentina hay más de 9.000 niños que no pueden ser atendidos por sus familias y viven temporalmente en hogares de convivencia. También sufren los efectos de COVID-19 . El UNICEF y la Secretaría Nacional de Niñez, Juventud y Familia (SENAF) han desarrollado una iniciativa innovadora: la tarjeta AUNAR, con la que los responsables de los hogares adquieren elementos de higiene, protección personal y material de juego. De esta manera, alrededor de 7.000 niños y niñas están protegidos y al mismo tiempo ejercen su derecho a aprender y jugar.

El número de casos aumenta diariamente

Las acciones del UNICEF en situaciones de emergencia continúan mientras haya niños cuyos derechos sean violados Las perspectivas de futuro son sumamente críticas y se necesitan más recursos para satisfacer las necesidades de los niños y jóvenes empobrecidos por los efectos secundarios de la pandemia.

Incluso en situaciones de grave crisis económica, la sociedad argentina ha demostrado el valor de la solidaridad con quienes más la necesitan, y más aún cuando se trata de niños. Esta situación de emergencia exige un mayor compromiso, una mayor voluntad de acompañar la labor del UNICEF y de hacer contribuciones que permitan la continuidad de las iniciativas en curso y las que se pondrán en marcha en los próximos meses.

El 19 de septiembre, Un Sol para los Chicos está programado. Por lo tanto, el UNICEF hace un llamamiento a toda la sociedad para que trabaje unida para seguir garantizando los derechos de los niños y los jóvenes. Porque los niños y niñas #Importan- cada uno y cada minuto cuenta Cualquiera que desee hacer una donación mensual puede llamar al 0-810-333-4455 o visitar la página web unicef.org.ar/unsol

MI

.