Skip to content

Violencia de género en Mendoza: incendió la casa de su ex pareja y mató a tres mujeres

La madre, de 70 años, y sus nietas, de 10 y 16 años, murieron.

Violencia de género en Mendoza: incendió la casa de su ex pareja y mató a tres mujeres

Violencia de género en Mendoza: incendió la casa de su ex pareja y mató a tres mujeres

La muerte por asfixia de una bisabuela y sus dos nietas fue investigada primero como un posible incendio accidental. Sobre la base de las pruebas y las declaraciones de los testigos, el juez de Mendoza pudo concluir que se trataba de un caso de violencia de género. El acusado de la masacre es el antiguo compañero de la hija de la esposa y abuela de las niñas asesinadas de 10 y 16 años. “Fue una venganza”, dice el fiscal.

Julio Villarruel (54) fue detenido en la tarde del miércoles y acusado de incendiar la casa de la madre de su ex pareja Analía Ortiz. Su acto de venganza provocó la muerte de su ex suegra Ema Zapata (70) y de las nietas de su ex pareja, Aldana González (16) y Sheila Ares (10). “Habría actuado por venganza”, argumenta la fiscal Andrea Lazo. Y no descarta que el acusado prendiera fuego a la casa porque pensara que Ortiz estaba en la casa. Los testimonios recogidos muestran que la antigua pareja del acusado había comenzado una nueva aventura amorosa.

La bisabuela y las bisnietas vivían juntas en una casa en el 370 de la calle Moyano en San José, Guaymallén, en la provincia de Mendoza. En la madrugada del 19 de octubre, una llamada de emergencia los alertó sobre un incendio en la casa donde dormían las mujeres. Cuando los bomberos llegaron, lograron apagar las llamas y ayudar a las víctimas. La abuela había muerto en el acto, pero las nietas, que siguen vivas, fueron llevadas al Hospital Infantil de Mendoza. Más tarde se confirmó que las niñas también habían muerto por inhalación de monóxido de carbono.

Al principio se creyó que fue un accidente debido a un aparato roto en la casa, pero el informe de los bomberos confirmó que el fuego fue deliberado. Los expertos determinaron que fue una llama libre lanzada por alguien y comenzó el fuego. Incluso se determinó que una ventana que daba a la calle había sido abierta violentamente.

La evidencia que más compromete el supuesto triple asesinato es que las cámaras de vigilancia de la calle cerca de la escena del crimen lo muestran.

El hombre tenía antecedentes penales. Ahora ha sido arrestado y acusado de triple homicidio, porque fue cometido con la intención de causar sufrimiento a su ex pareja.

MI